Viajar en avión con silla de ruedas

Viajar en avión con silla de ruedas: claves para un viaje sin problemas

Si tienes pensado viajar en avión con tu silla de ruedas o vas a acompañar a alguien con movilidad reducida, hoy te contamos cómo amenizar el trayecto y te damos trucos y recomendaciones para que puedas organizar tu viaje con mayor previsión y tranquilidad.

Afortunadamente, todas las compañías aéreas ofrecen asientos para personas con movilidad reducida y todos los aeropuertos cuentan con un servicio de asistencia gratuito. Sin embargo, cada una de las aerolíneas establece condiciones diferentes, por lo que, antes de preparar tu viaje en avión con silla de ruedas, consulta bien cada una de sus páginas web.

Viajar en avión con silla de ruedas

Claves y consejos para viajar en avión con silla de ruedas

Reserva tu viaje con tiempo suficiente

Cuando vayas a viajar en avión con silla de ruedas, te aconsejamos que realices tu reserva con tiempo suficiente.

En cualquiera de los casos, que sea como mínimo 48 horas antes de iniciar tu viaje, para asegurarte que la asistencia que precisas está disponible y que hay suficientes plazas en el avión, ya que la normativa aeronáutica limita el número de personas con movilidad reducida que pueden viajar en un avión.

Puedes solicitar el servicio de asistencia a través de:

  1. Los canales de reserva disponibles de la compañía aérea escogida o el agente de viajes, en el momento de realizar la reserva o adquirir el billete. Una vez realizada la reserva, es muy importante que compruebes que tu solicitud de asistencia ha quedado reflejada en la misma (recibirás un email con toda la información).
  2. Adicionalmente, y de manera opcional, podrás realizar la solicitud de asistencia en el aeropuerto través del teléfono del Servicio de Información y Atención Telefónica (902 404 704) de Aena.

Ten en cuenta que la compañía aérea informará a los aeropuertos de la red de Aena tu solicitud del servicio de asistenta, para que se puedan disponer los medios materiales y humanos necesarios para acompañarte en todos los trámites.

Pide a la aerolínea que te dé toda la información

Si es la primera vez que viajas con una aerolínea en concreto, te recomendamos que los llames para que te den toda la información necesaria respecto a la facturación, control de seguridad, ayuda del personal en el aeropuerto y embarque.

Además, es importante que comuniques a la compañía aérea tu movilidad reducida, con una antelación mínima de 48h., tanto para facturar la silla de ruedas, como para que te presten asistencia en el aeropuerto.

Revisa tu seguro de viaje

Cuando vueles en avión con silla de ruedas comprueba que tu seguro de viaje cubre tu equipo de movilidad, ya que es muy probable que éste necesite una cobertura adicional o que debas hacer una declaración específica para reclamar en caso de pérdida o si tu equipo sufre algún daño.

Cuándo y cómo facturar tu silla de ruedas

Lo primero que tienes que saber es que la compañía aérea tiene la obligación de facturar tu silla de ruedas o scooter eléctrico de movilidad sin coste adicional.

Procura llegar al aeropuerto con un mínimo de 2 horas de antelación a la salida de tu vuelo. Una vez en el aeropuerto, puedes dirigirte directamente al mostrador de facturación o al servicio de asistencia para que te acompañen al mostrador de facturación.

Si llevas una silla de ruedas (manual o automática) o un scooter eléctrico de movilidad, podrás utilizarla hasta el momento de facturación. El aeropuerto te facilitará una silla de ruedas para llevarte hasta el avión y, una vez en tu destino, llevarte hasta la recogida de equipaje.

Facturar una silla de ruedas manual

Si tu silla de ruedas es manual, puedes desmontarla, plegarla y facturarla directamente en el mostrador (como si de cualquier otro bulto de equipaje se tratara). La podrás recoger en tu destino en las cintas de las maletas.

En el caso de que tu silla de ruedas no sea plegable, como norma general podrás facturarla sin ningún problema también, pero te aconsejamos que lo consultes con la aerolínea con un mínimo de 48 horas antes.  

Viajar con una silla de ruedas automática o scooter

Si viajas con sillas de ruedas eléctrica o scooter con baterías secas, líquidas o de litio, es necesario que consultes previamente con la aerolínea, ya que cada una de ellas tienen diferentes regulaciones.

Habitualmente, las piezas sueltas (como por ejemplo las baterías, el cable de la alimentación y el mando de control) suelen ir siempre desmontadas y debes llevarlas con tu equipaje de mano.

Debes saber que alguien deberá conducir tu silla o scooter hasta la bodega del avión.

Por eso (y para evitar problemas) te recomendamos que pongas un poco de cinta adhesiva en la parte superior del control del acelerador (así no se podrá alcanzar más velocidad de la adecuada), que utilices un cable para fijar la llave y que guardes todos los accesorios (cojines o cestas extraíbles, por ejemplo) ya que pueden extraviarse durante el viaje.

Servicio de asistencia en el aeropuerto de origen

Todos los aeropuertos europeos disponen de un servicio de asistencia gratuito para pasajeros con discapacidad o movilidad reducida. Sólo tienes que avisar al aeropuerto para decir que vas a viajar en silla de ruedas 48 horas antes del embarque, aunque si ya has contactado con la compañía aérea, esta notificación suelen hacerla directamente ellos.

Tanto en los aeropuertos de Aena como en el resto de aeropuertos europeos existen puntos de encuentro debidamente señalizados, tanto dentro como fuera de los edificios terminales, en los que las personas con discapacidad o movilidad reducida pueden anunciar su llegada al aeropuerto y solicitar asistencia.

Una vez anunciada la llegada, el personal acompañante ayudará al pasajero (y a sus acompañantes) con todos los trámites: desde la facturación hasta el control de seguridad y el embarque al avión.

Los trámites de seguridad para las personas con movilidad que viajan en avión con silla de ruedas son los mismos que los de cualquier otro pasajero. Sin embargo, en alguna ocasión, la silla de ruedas debe pasar por un control especial (el servicio de asistencia te ayudará en todo momento, así que no debes preocuparte de nada).

Hay que tener en cuenta que, si utilizas muletas, tras pasarlas por el control de seguridad, podrás subirlas al avión sin ningún tipo de problemas.

Embarcar en el avión

Las personas con movilidad reducida suelen embarcar las primeras y salir las últimas del avión, aunque alguna vez pueden embarcar las últimas.

Existen asientos reservados para personas con movilidad reducida en las primeras filas y cerca de la ventana.

En el caso de no haber finger (pasarela que une el aeropuerto con el avión por donde entran los pasajeros), todos los aeropuertos disponen de furgonetas especiales con plataformas para poder subir/bajar del avión.

Aunque pueda parecer que todo es muy complicado, todos los aeropuertos y compañías aéreas están perfectamente preparados para recibir y dar atención a personas con silla de ruedas. Simplemente se trata de planificar el vuelo con tiempo e informar de la necesidad de contar con un servicio especial sin coste adicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *