os-primeros-síntomas-del-alzheimer

Los primeros síntomas del Alzheimer: cómo detectarlos

El Alzheimer es una de las enfermedades que más preocupan en la vejez, no sólo a quien la padece, sino también al entorno familiar, por delante de otras enfermedades como el cáncer o el infarto. La detección precoz de los primeros síntomas del Alzheimer es realmente importante para poder afrontar esta enfermedad cada vez más presente en nuestra sociedad. 

De hecho, ¿sabías que existen en el mundo 46 millones de personas afectadas por la demencia? Además, se prevé que en el futuro aumenten los casos y se convierta en la enfermedad más común de la tercera edad.

La pérdida de la memoria y la identidad son las principales peculiaridades de esta enfermedad incurable. Afrontar la pérdida de recuerdos de toda una vida es muy dificultoso e implica cambios vitales importantísimos. Es por ello que el entorno familiar y los cuidadores tienen tanto peso en el tratamiento y en el acompañamiento del enfermo.

Desde Joyners queremos contarte cuáles son los primeros síntomas del Alzheimer, para que sepas cómo detectarlos lo antes posible. ¡Toma nota!

Cómo detectar los primeros síntomas del Alzheimer

Pérdida de memória del enfermo

El principal síntoma del Alzheimer es la pérdida de la memoria. Pero no te alarmes si muy puntualmente a la persona a la que cuidas se le olvida alguna cosilla, es normal, ya que también es síntoma de que el cerebro envejece.

Lo que ya sería más preocupante es que empezará a olvidarse de cosas de forma habitual y no recordara personas o hechos de su vida cotidiana, como por ejemplo lo que ha comido a lo largo del día.

Desorientación en el tiempo o en el espacio

La desorientación, tanto en el tiempo como en el espacio, es otro de los síntomas más comunes del Alzheimer. Por ejemplo, es muy habitual que los enfermos no recuerden el día de la semana, su cumpleaños o el año en el que viven.

Otro de los síntomas es la pérdida de la noción del espacio; no saber reconocer los lugares conocidos del barrio, dónde comprar o coger el autobús o no ubicarse para volver a casa. También es habitual la pérdida de objetos importantes, como por ejemplo la cartera.

Si detectas regularmente este tipo de olvidos te recomendamos que acudas al médico.

Dificultad para llevar a cabo tareas básicas

La dificultad para realizar tareas simples o los problemas con el lenguaje, son también algunos de los primero síntomas del Alzheimer. No recordar palabras básicas o no poder realizar tareas comunes, que anteriormente podían realizarse sin problemas, son señales que deberían alertarnos. Algún ejemplo sería la incapacidad del enfermo de estar al cuidado de la economía doméstica, tomar bien su medicación, cocinar o vestirse.

¿Qué puedes hacer en este sentido?

Puedes ayudar al enfermo manteniendo rutinas fijas y ordenadas, y dejando a la vista los objetos básicos de su vida diaria. También puedes hablar de una forma pausada y sencilla, con frases cortas y claras, o ayudarle a encontrar las palabras precisas.

Otro de los consejos es animar a que la persona haga las actividades sencillas de forma autónoma, aunque tarde más tiempo en realizarlas. Sentirse independiente aumentará su seguridad y evitará que se desanime.

Cambios constantes en el humor

Otro de los primeros síntomas del Alzheimer son los cambios bruscos de humor, sin ningún motivo aparente. Una persona mayor con demencia puede pasar de la alegría a la tristeza con facilidad. Puede sentirse apática y sin entusiasmo, e incluso llegar a ser agresiva en ciertas ocasiones.

El miedo y la incomprensión forman parte de esta enfermedad porque una persona con demencia no entiende, por ejemplo, por qué no puede conducir o salir de casa sola. Hacer que exterioricen sentimientos y acompañarlos son dos de las soluciones posibles en este caso.

Cambios en la personalidad

Las personas que sufren este trastorno también suelen manifestar pérdida del juicio, con lo que su vulnerabilidad hacia los engaños es mayor. Otras de las señales que alertan sobre los primeros síntomas del Alzheimer son la falta de interés por hobbies que solía llevar a cabo y la falta de higiene personal y del hogar.

Además, la demencia provoca cambios en la personalidad, con lo que la persona puede sentir desconfianza hacia conocidos y puede mostrar falta de interés en la relación con otras personas.

Los-primeros-síntomas-del-alzheimer

Cuidado de las personas mayores con Alzheimer

Hay que tener en cuenta que la actitud de los cuidadores y de la persona mayor enferma es fundamental. La comunicación y la voluntad siempre pueden ser más fuertes que los mismos síntomas y los prejuicios que existen sobre el Alzheimer.

Aunque el Alzheimer no tenga cura, es vital el diagnóstico para que la persona pueda decidir sobre su futuro conscientemente.

Saber envejecer y acompañar en el envejecimiento no es un camino sencillo. La pérdida de las facultades pueden mermar el estado de ánimo de las personas mayores, pero es de gran importancia la actitud para frenar los síntomas del Alzheimer.

Los expertos confirman que existen muchos indicios de que es posible frenar los síntomas del Alzheimer, pero solo se puede conseguir con un estilo de vida saludable, ejercicios específicos y una prevención precoz.

Los cuidadores de mayores son una pieza fundamental en el puzzle de la detección de los primeros síntomas del Alzheimer, porque además de sus familiares, son los que más tiempo pasan con ellos y les observan continuamente.

Sabemos que tratar con una persona con Alzheimer requiere de mucha paciencia  y esfuerzo. Si como familiar te ves sobrepasado por la situación y necesitas ayuda, desde Joyners estaremos encantados de echarte una mano. Somos expertos en cuidado de personas mayores y nos encantará poderte acompañar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *