Consecuencias negativas de llevar una vida sedentaria

¿Somos conscientes de lo importante que es mantenerse activo todos los días para nuestra salud? Hay que evitar por todos los medios llevar una vida sedentaria, ya que a la larga puede tener consecuencias terribles.

Debemos inculcar a nuestros hijos, desde bien pequeños, unos hábitos saludables basados en una buena alimentación y en la práctica de ejercicio físico diario. Así, resultará más natural seguir con esa dinámica conforme vayan creciendo y lleguen a la tercera edad.

Cuando nos hacemos mayores -piensa incluso en la persona más deportista que hayas conocido-, hay que tener mucha fuerza de voluntad para no caer en el sedentarismo. Envejecer conlleva un deterioro físico significativo y cuesta sacar energía para desempeñar actividades tan sencillas como salir a comprar el pan. ¡Hay que motivarlos!

¿No sabes cómo? Nuestros cuidadores sí. Contamos con un equipo de expertos profesionales que pueden acompañar a tus seres queridos a dar un paseo o, si lo necesitan, podrán realizar incluso ejercicios terapéuticos con nuestros fisioterapeutas. Nos adaptamos siempre a tus necesidades.

En Joyners queremos ayudarte a prevenir el envejecimiento precoz y la aparición de ciertas enfermedades derivadas de llevar una vida sedentaria.

Enfermedades derivadas de llevar una vida sedentaria

Sobrepeso y obesidad

La primera consecuencia del sedentarismo, y también la más evidente, es el sobrepeso. Si no haces ejercicio físico, no quemarás las calorías que ingieras a diario. Tu cuerpo irá acumulando grasas y, a largo plazo, puedes sufrir cáncer, un ataque al corazón o presión arterial alta.

Diabetes

Otra enfermedad relacionada con el aumento de peso corporal y, por tanto, que pueden sufrir las personas que llevan un estilo de vida sedentario, es la diabetes. Alguien que no practica ningún tipo de actividad física y consume grasas malas y azúcares tiene todos los números para padecer diabetes. ¿Y qué problemas pueden tener los enfermos de diabetes? Entre otros, problemas de corazón, ceguera y daño en los órganos. Si quieres saber más sobre esta enfermedad, te recomendamos que leas este artículo.

Enfermedades metabólicas

Un ritmo de vida sedentario, con una dieta poco saludable y sin actividad física, puede desembocar en trastornos metabólicos y disminuye la esperanza de vida de la población. Esa persona presentará niveles anormales de lípidos y triglicéridos, colesterol alto o síndrome de fatiga crónica.

Hipertensión

Como ya hemos hablado en otras ocasiones, la hipertensión es una de las enfermedades más frecuentes a las que deben hacer frente las personas de la tercera edad. Y las claves para combatirla son, por un lado, una dieta saludable rica en alimentos que mantengan la presión arterial a raya y, por otro, llevar un estilo de vida activo para mantenerte en forma y evitar esos kilos de más que no son nada beneficiosos para ti. Así que, si no quieres sufrir hipertensión, sal a pasear o a montar en bici un rato cada día y di “no” al sedentarismo.

Consecuencias negativas de llevar una vida sedentaria

Ataques cardíacos

Tu corazón también agradecerá que hagas ejercicio de vez en cuando para prevenir enfermedades cardiovasculares. Una persona con sobrepeso tiene un mayor riesgo de sufrir un infarto, trombosis o formación de coágulos arteriales. ¡Cuida tu salud y nada de llevar una vida sedentaria!

Dolores articulares y contracturas

Cuando alguien se pasa horas tumbado en el sofá, inevitablemente perderá masa muscular y fuerza. Es muy posible que empiece a notar dolores en las articulaciones y contracturas en la espalda y la cintura. Y en el peor de los casos, puede sufrir fibromialgia. La fibromialgia es una enfermedad grave que genera dolor crónico en articulaciones y músculos y que está estrechamente relacionada con hábitos de vida sedentarios.

Cáncer

Tal vez no es algo de lo que se suela hablar demasiado, pero las personas que llevan una vida sedentaria tienen más posibilidades de padecer cáncer. Por eso, los oncólogos recomiendan practicar ejercicio dos o tres veces por semana, según las condiciones físicas del paciente. ¡Tenlo en cuenta!

Depresión

¿Sabías que cuando haces deporte liberas endorfinas? La endorfina es una hormona conocida como la “hormona de la felicidad”, ya que genera un buen estado de ánimo y relajación mental. En cambio, llevar una vida sedentaria causa depresión y ansiedad. Se cae en una espiral de aburrimiento, cansancio infinito y pocas ganas de hacer nada. Si vives con una persona mayor en casa y notas síntomas de que podría estar cayendo en un cuadro de depresión, te recomendamos que leas este interesante artículo sobre cómo prevenirla.

Imaginamos que, si tenías dudas, ahora tendrás bastante más claro que llevar una vida sedentaria es un auténtico riesgo para nuestra salud, especialmente para nuestros mayores.

Es súper importante mantenerse activo. Si no presentan ninguna dolencia o minusvalía física, las personas mayores deberían salir a caminar unos 15 o 20 minutos al día. Sin fatigarse, a un ritmo en el que se sientan cómodos y, si les apetece, ir incrementando el tiempo.

En definitiva, se trata de modificar ligeramente la rutina diaria para no llevar una vida sedentaria y ser más susceptible de sufrir enfermedades musculoesqueléticas, cardiorrespiratorias y neurológicas.

No pierdas ni un minuto y convence a tus padres para apuntarse, por ejemplo, a un taller de expresión corporal o a una excursión en la que interactúen con gente de su edad. Cualquier actividad física que los obligue a levantarse del sofá y evitar así el sedentarismo. Si no se te ocurre qué les puede gustar, llámanos y nos encargaremos de encontrar lo que más se adecúe a tu ser querido.

¡Escapar de la monotonía y ganar en calidad de vida!

 

3 comentarios sobre “Consecuencias negativas de llevar una vida sedentaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *