estrés combatir

Estrés: 10 consejos para ganarle la batalla

El estrés está asociado frecuentemente al cuidador de personas mayores, hoy en Joyners Blog traemos diez técnicas que pueden ayudar al cuidador a superar cualquier situación estresante. 

¿Qué significa cuidar de otro? Definición Joyners, cuidar es velar por alguien, muchas veces anteponiendo nuestra propia felicidad a la del enfermo, especialmente cuando se trata de un familiar. Cuidar es un proceso gratificante que te ayuda a crecer como persona. El convencimiento de saber que con tu trabajo mejoras la calidad de vida de otra persona se diría, a primera vista, que no tiene precio.

El problema es que, como toda profesión, ser cuidador también tiene su cara B. A pesar de la realización que se puede sentir al cuidar a otro, el cuidador de personas mayores también es persona. Y como tal, muchas veces puede tener sus propios problemas personales, días en los que el estrés les gana la batalla o en los que necesita un empujón para encarar la jornada.

10 consejos para combatir el estrés

Por esto hoy en Joyners Blog traemos diez consejos para que los cuidadores de ancianos puedan ganarle el pulso al estrés. No son técnicas milagrosas, se trata de pequeñas acciones que pueden cambiar el día del profesional por completo.

Aléjate de la fuente de estrés. Cuando la situación te supere, intenta poner distancia entre el foco de estrés y tú.

Anda cinco minutos. El ejercicio físico es un excelente aliado para la liberación de endorfinas (sustancia relacionada con las respuestas emocionales placenteras). Sal a dar un paseo al aire libre y verás como el estrés se atenúa.

Intenta evadirte, imagina. Si no puedes salir de casa por cualquier impedimento, intenta pensar en otra cosa. Un día con los amigos, el viaje que más te gustó, cualquier momento de relax…

Tómate un tentempié, un café o un té… ¿Qué te parece la idea de un buen café entre las manos, calentito, en pleno invierno?

Escucha música. ¿Conoces eso de que la música amansa las fieras? Pues debe ser verdad, ya que según un artículo publicado en Trends in Cognitive Sciences, la música es capaz de “mejorar la salud y el bienestar a través de los sistemas neuroquímicos de recompensa, motivación y el placer; los que regulan el estrés y la excitación; la inmunidad; y la filiación social”.

Reserva un momento del día sólo para ti. Todo el mundo necesita un momento para sí mismo de meditación y reflexión. Para cuidar de otros, primero es necesario cuidarse de uno mismo.

Lee. Transpórtate a un mundo de aventuras, ficción, amor o thriller. El objetivo es desconectar, ¿y qué mejor forma que hacerlo a través de una buena historia?

Ríe. Solo o con tus amigos, reírse es otra de las acciones que te aportan muchísimos beneficios. Se ha demostrado científicamente que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reír, expulsando de nuestro organismo la energía negativa.

Mímate. Cuida tu cuerpo, pero también tu mente. Permítete algún capricho, un baño relajante o salir a comer a tu restaurante preferido. Cualquier cosa que se transforme en un estímulo de placer en tu cerebro puede ayudarte.

Descansa diez minutos. Cierra los ojos, túmbate en la cama, impide que cualquier sonido llegue a ti y siente como liberas toda esa energía negativa de tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *