Servicio de cuidado a domicilio para ancianos, ¿cuándo puedes necesitarlo?

La vitalidad y la energía de tu madre es digna de admiración. Esas ganas de vivir, de salir a pasear con las amigas y de organizar comilonas en casa con toda la familia. Ella como anfitriona, ¡por supuesto! Ni se te pasa por la cabeza tener que recurrir a un servicio de cuidado a domicilio para ancianos. Pero, de repente, un día sufre una caída tonta en el baño, se fractura el brazo y todo cambia.

La pérdida de autonomía, el miedo a sufrir otro accidente y la toma de conciencia de que se está haciendo mayor y que un pequeño descuido puede acarrear graves consecuencias, la llevan a caer en una leve depresión.

¿Qué puedes hacer tú para ayudarla?

En primer lugar, brindarle todo tu cariño y apoyo. ¡No es ninguna carga! Repítele tanto como sea necesario que la familia está para ayudar en los momentos difíciles. Te recomendamos también que leas este interesante artículo sobre cómo prevenir la depresión.

No obstante, entendemos tu preocupación. Te encantaría disponer de todo el tiempo del mundo para cuidarla, porque notas que ha dado un bajón y ya no se desenvuelve como antes, pero tienes tus propias obligaciones laborales y familiares. Además, ella no quiere moverse de casa. ¿Cómo afrontar este momento?

Siempre y cuando disponga de sus plenas facultades mentales, en Joyners creemos que es fundamental respetar la decisión del anciano. Como sabemos que cada familia vivirá una situación particular, contamos con una amplia variedad de servicios para adaptarnos a sus necesidades.

Te invitamos a que les eches un vistazo y encuentres el que mejor se adapta a ti.

 

Qué servicios de cuidado a domicilio para ancianos puedes necesitar

 

Recordatorios o avisos

Con la edad, las personas perdemos la memoria y acciones o tareas rutinarias que antes hacíamos sin pensar, de pronto se nos pueden olvidar.

Por ejemplo, imagínate que tu madre debe tomar varias pastillas al día para mantener a raya sus dolencias. Varios tipos y en distintas dosis… Un auténtico lío para cualquiera, pero más para una persona mayor. ¿Cierto?

Cuidado a domicilio para ancianos

O supón que tiene que asistir a un taller de jardinería varios días a la semana durante unos meses. Si no quieres que se salte ninguna clase, más te vale llamarla… pero la cabeza no te da para más y ¡es posible que se te olvide también a ti!

¡Deja de preocuparte! ¿Sabes que, si lo deseas, puedes contratar un servicio de recordatorios o avisos para informar al anciano de la medicación que debe tomar en cada momento?

Cuidado personal, aseo e higiene

El cuarto de baño es uno de los lugares de la casa más peligrosos para las personas mayores, ya que es donde suelen producirse más caídas. ¡Como la de tu madre!

Si no quieres que se repita, una buena idea es contratar a un cuidador que vaya a su domicilio y esté con ella mientras se ducha. Los centros de asistencia sanitaria a domicilio para ancianos cuentan con profesionales titulados que saben cómo ocuparse del cuidado personal e higiene de la tercera edad.

Ayudas para cocinar, comer y hacer la compra

A tu madre le encantaría poder cocinar ella misma, pero con el brazo roto es complicado manipular cuchillos o estar cerca del fuego, además de peligroso. ¿Por qué no recurrir a nuestros cuidadores?

Otro de nuestros servicios de cuidado a domicilio para ancianos consiste en ayudar a hacer la compra, planificar el menú y cocinar platos sanos y saludables. Los cuidadores se preocuparán porque los ancianos sigan una dieta especial. Por ejemplo, si tu madre sufre de hipertensión, en sus desayunos no faltarán cereales integrales ricos en fibra con arándanos.

cuidado a domicilio para ancianos

No solo le hará compañía y la ayudará a cocinar, sino que seguro que aprende alguna receta nueva.

Traslados y encargos

Habías pedido el día libre en el trabajo y lo tenías todo organizado para acompañar a tu madre al médico, pero ha surgido un imprevisto y no sabes si te dará tiempo de llegar. ¡No sufras! En empresas como Joyners nos ocupamos de todo. Uno de nuestros cuidadores se encargará de llevar y traer a tu madre al médico. No la dejará sola ni un minuto.

Acompañamiento hospitalario nocturno y diurno

Conciliar la vida personal con el acompañamiento y cuidado de un familiar hospitalizado no es sencillo, sobre todo si se trata de una larga estancia. Lo más aconsejable es hacer turnos entre los familiares, pero esto no siempre es posible y, en ese caso, lo más inteligente y sano es pedir los servicios de un cuidador. Este se encargará de atender y cuidar al enfermo durante el día o la noche. Se ocupará de darle de comer, lavarlo, le hará compañía; en definitiva, hará todo lo que esté en su mano para ayudar a su mejoría.

¡Date un respiro y probadlo!

Actividades y mantenimiento activo

¿Quieres que tu madre recupere la alegría y motivación? Sal a pasear con ella, cómprale un disco y pónselo… Si esto no funciona, ¿qué tal si dejas que te ayudemos?

En Joyners organizamos talleres en grupo, juegos de memoria, manualidades y un sinfín de actividades físicas, culturales y artísticas para mantener despiertos el cuerpo y la mente en la tercera edad.

Creemos en un cuidado a domicilio para ancianos en el que nuestros cuidadores motivan e inspiran a las personas mayores y dan un pequeño respiro a sus familiares.

Estos son solo algunos de los servicios que puedes encontrar en lo que a asistencia a domicilio se refiere. Como hemos dicho al principio, deberás valorar cuáles son las necesidades y deseos de tu familiar mayor y actuar en consecuencia.

Si no leíste nuestro artículo sobre cuál es la mejor opción entre residencia y cuidado a domicilio para ancianos, te lo recomendamos. Puede resultarte muy útil a la hora de tomar una decisión.

¿Crees que hay algún otro servicio relacionado con el cuidado de las personas mayores que a día de hoy no se haya cubierto? Cuéntanoslo y quizá podamos ayudarte.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *