Asistenta de personas mayores en el hogar

La contratación de un asistenta en el hogar a crecido notablemente en los últimos años. Este fenómeno es consecuencia del envejecimiento de la población. Tener una asistenta no es solo cuestión de necesidad, una asistenta es cuestión de seguridad y vitalidad.

Muchas son las personas que tiene un familiar querido a su cargo y cuidado, también son muchas las personas que se encuentran abrumadas al no saber cómo compatibilizar su vida laboral, familiar y social con el cuidado que requiere su ser querido. La alternativa más fácil y que aporta seguridad, pero que no barata, seria internar el familiar en una residencia geriátrica. Esta opción no siempre es del agrado de la persona, ya que considera que abandonar su hogar le provoca un envejecimiento más rápido cuando él/ella aún está en plenas capacidades mentales y físicas, con los pequeños deterioros de la edad, para valerse por sí mismo.

Contratar asistenta para cuidados

Una solución es la contratación de una asistenta o empleada de hogar para los cuidados del familiar. Esta puede ser externa, trabajo por horas en casa, o interna, comparte techo con la persona a cuidar. Cada tipo tiene sus pros y sus contras pero ambas aportan seguridad y facilitan las tareas y cuidados que requiere una persona mayor. Para la selección correcta de la asistenta en el hogar que se dedicará al cuidado de un familiar hay que tener en cuenta las cualidades de la cuidadora, que sea afable y esté titulada, la personalidad de cada individuo, las necesidades reales de la persona y del espacio que se dispone en casa. También hablar con el familiar para explicarle la situación y hacerle entender que la entrada de una asistenta en su hogar resultara un cambio drástico en su vida diaria y necesitará un tiempo de adaptación.

Una asistenta externa proporciona unos servicios por horas dando al empleador mas privacidad a su hogar y su vida diaria. También da libertad a la asistenta para compaginar su vida laboral con su vida privada y a la vez poder generar más ingresos trabajando para otras familias.

Una asistenta interna habita 24h en casa del empleador proporcionando a los familiares seguridad y libertad ya que su ser querido está asistido en cualquier hora del día y en su propio hogar. Esta opción proporciona una adaptación más fácil para el familiar ya que dispondrá de más tiempo para adaptarse a ella. La asistenta puede ahorrar más dinero ya que disfruta de los servicios que proporciona la casa.

Con la ley de servicios domésticos del 2012 las asistentas del hogar y cualquier personal contratado para servicio doméstico ambas partes ganan en seguridad laboral. La parte contratada tiene garantizada un salario mínimo interprofesional así como una afiliación a la seguridad social. Para la parte contratante supone un seguro en caso de accidente en el hogar así como unos beneficios fiscales como la reducción de un 20% durante 3 años de las cotizaciones. (Fuente: Ministerio de empleo y seguridad social).

Con una asistenta en el hogar se gana seguridad y calidad de vida tanto para la família como para el ser querido ya que se evitan las residencias, tan temidas por los familiares, aumenta la felicidad y el confort del familiar con cuidados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *